El Paraguas Nuevo de Samuel©

HHM Todos los Derechos Reservados 2008

Samuel vive en una pequeña aldea en África. Hoy era un día muy especial para él, cumplía 7 años de edad. Cuan emocionado estaba cuando su madre le dio dinero por su cumpleaños y le dijo que cuando fueran a la ciudad, él se podría comprar lo que quisiera. Raramente Samuel podía ir a la ciudad, así que este viaje sería muy especial.

¿Qué te vas a comprar con tu dinero de cumpleaños? Samuel pensó y pensó pero no podía decidirse en que comprar. Cuando mamá estaba lista, se fueron a la ciudad para que Samuel pudiera escoger un regalo. Fue de tienda en tienda y vio todo lo que estaba a la vista. De pronto, se detuvo. Estaba justo en frente de una pequeña tienda. Algo atrajo su atención y entro tan pronto como pudo. El vio algo que nunca antes había visto. Le pregunto a la empleada de la tienda, “¿Señorita, que es esto?”

La señorita de la tienda le explico, “Esto es un paraguas. Cuando llueva, te va a mantener seco.”

A Samuel no le gustaba mojarse cuando llovía, así es que este parecía el regalo perfecto de cumpleaños. “Me lo llevo” le dijo mientras le entregaba el dinero.

Cuando finalmente llego la lluvia, Samuel felizmente recogió su paraguas, lo puso bajo su brazo y camino por la aldea. Pero algo no estaba bien, Samuel no se estaba manteniendo seco.

“Talvez no la estoy sosteniendo correctamente.” Dijo Samuel mientras ponía el paraguas sin abrir sobre su cabeza. La lluvia continuaba cayendo sobre él y ahora estaba empapado. Estaba tan avergonzado; todos los niños se estaban riendo de él. ¡Samuel deseo nunca haber comprado esta cosa sin valor! Justo cuando la arrojo por el aire para tirarla, esta se abrió. Entonces entendió, tenía que abrirla para que esta lo pudiera proteger de mojarse. Ahora sabía como mantenerse seco cuando llegara la lluvia.

Puedes pensar que Samuel era muy tonto, pero algunos de ustedes usan su Biblia justo como Samuel usaba su paraguas. La cargan bajo sus brazos, pero nunca la abren para leerla. Para que te pueda ayudar en tu vida, debes abrir la Palabra de Dios y leerla, obedeciéndola conforme vas leyendo. Satanás trata de evitar que la leas y obedezcas la Palabra de Dios porque a través de Su Palabra, Dios nos muestra Su Hijo.

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.” Juan 1:1

A través de Jesús, podemos tener vida eterna al confiar en Él como Señor y Salvador quien pago nunca deuda por el pecado en la cruz, resucitando nuevamente después de tres días y noches, para vivir por la eternidad.

Después de que recibimos a Jesús como nuestro Salvador y Señor, la palabra de Dios nos revela como Dios quiere que vivamos para Él.

Invitación para salvación a través de Cristo Jesús.

Reto para abrir la Palabra, leer la Palabra, obedecer la Palabra.

Salmos 119:105 “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.”

Salmos 143:8 “hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado; hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma.”

2 Timoteo 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.”

 

Helping Hands

Products

 

Slide thumbnail
Slide thumbnail
Slide thumbnail

 

More

Contact Us

E-mail us at This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.


        

 

 

Copyright ©  The Helping Hands 2004-2016.
All Rights Reserved.